La fecha de los comicios ha provocado un debate entre los políticos, el Gobierno y el Movimiento Al Socialismo (MAS) tienen la postura oficial de que la decisión oficial esté en manos del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

El presidente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani, señala que si el TSE finalmente define una suspensión el tema será evaluado en el Legislativo, que como ya sucedió el año pasado tendría que debatir una ley que postergue la fecha.

“Nosotros solo en el marco del respeto vamos a acatar lo que determine el Tribunal”, señaló Mamani.

La senadora Andrea Barrientos de Comunidad Ciudadana (CC), asegura que la salud debe ser el principal indicador para definir si es que se debe seguir adelante con las elecciones. “Por supuesto que debe ser una medida que se tome evitando cualquier tipo de cálculos políticos”, señala.

Erwin Bazán, diputado de Creemos, lamentó la indiferencia de las autoridades de Gobierno: “El Ministerio de Salud se tapa los ojos, los oídos y deja que el Tribunal Supremo Electoral decida sobre la vida de todos los bolivianos”.

El vocero de Gobierno, Jorhe Richter, dijo que cualquier decisión que se asuma al respecto es de competencia del Tribunal Supremo Electoral y que ellos respetarán lo que se determine.

Comentarios