El segundo gran debate de candidatos a la Alcaldía cruceña tuvo un cruce entre candidatos que se acusaron entre sí y hablaron de corrupción, compra irregular de maquinarias y mentiras.

Gary Áñez (CC) cuestionó a Roly Aguilera de quien dijo no era la primera opción para ser postulante y que no tuvo el consenso interno originando la salida de algunos colaboradores de Demócratas.

"El pobre Gary está enfermo porque tiene odio, demasiado odio. En Demócratas somos 350.000 militantes, obviamente se han salido dos o tres pero hay una renovación y un liderazgo extraordinario", respondió Aguilera.

Otro cruce fue el que se dio entre la candidata del MAS, Adriana Salvatierra y Jhonny Fernández (UCS) quienes hablaron de corrupción y mentiras.

"Adriana Salvatierra le iba a preguntar de la compra de maquinaria de la Alcaldía, sé que no sabe cuánto de maquinaria hay, pero no compraré tractores con sobreprecio, ni loco, eso le garantizo, Estos tractorcitos no lo vamos a comprar"; dijo Fernández.

La respuesta fue que de Salvatierra vino en pedir a la gente "no volver al pasado de la corrupción de las palabras incumplidas, alcaldes que dicen que 'no roben pero saquen algo' y no se lo decimos a sus familiares, se lo decimos a usted, señor Fernández ese 'algo' hizo que los barrios de Santa Cruz hoy estén inundados porque nos quedamos sin pavimentos, sin salud".

Comentarios