El emir de Qatar Tamim Al Thani y el príncipe saudita Mohammed bin Salman.
EPA
El emir de Qatar Tamim Al Thani fue recibido este martes por el príncipe saudita Mohammed bin Salman.

La crisis diplomática entre Qatar y la mayoría de sus vecinos del Golfo Pérsico, que lo acusaban de apoyar al terrorismo, parece haber llegado a su fin, más de tres años después.

El lunes, Arabia Saudita abrió sus fronteras marítimas, terrestres y aéreas con Qatar, cerradas desde el 5 de junio de 2017, cuando los saudíes, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Egipto rompieron relaciones diplomáticas con Doha.

Y este mismo martes, un acuerdo poniendo fin al embargo se firmó en la ciudad saudí de Al-Ula, durante una cumbre del Consejo de Cooperación del Golfo (GCC) que volverá a contar con la presencia del emir de Qatar.

Según la corresponsal internacional en jefe de la BBC, Lyse Doucet, una fuente involucrada en la organización de la cumbre dijo que la decisión saudita de abrir su espacio aéreo y fronteras terrestres y marítimas buscaba crear la confianza necesaria para garantizar la asistencia del emir Tamim bin Hamad Al Thani.

En 2017, cuando se impuso el embargo, el monarca qatarí dijo que no viajaría a ningún país que restringiera la entrada de otros ciudadanos de su país, que siempre ha rechazado las acusaciones de apoyo al terrorismo.

Líderes
EPA
El fin del embargo se escenificó en una reunión este martes entre los líderes de las naciones implicadas.

Y aunque el bloqueo de tres años y medio impactó especialmente a la economía de Qatar, también ha resultado bastante costoso para los otros estados del Golfo y especialmente para su noción de unidad, que es lo que en reconocimiento a los cambios en el panorama político internacional la cumbre del GCC tratará de empezar a sanar.

Cambio de circunstancias

Efectivamente, como explica el corresponsal en asuntos de seguridad de la BBC, Frank Gardner, "el levantamiento del embargo a Qatar ha requerido de meses de paciente y minuciosa diplomacia, principalmente por parte de Kuwait, pero con un empujón cada vez más urgente de la Casa Blanca a medida que la presidencia de Trump llega a su fin".

El profesor de la Universidad de Kuwait Bader al-Saif, sin embargo, relativizó el rol jugado por la administración Trump, afirmando por Twitter que si bien EE.UU. había sido parte de la solución, también han sido "parte del problema" al haber envalentonado a Arabia Saudita con su apoyo incondicional.

Y en el mimo sentido se expresó Karen Young, experta en economía política del Golfo del American Enterprise Institute, quien en declaraciones recogidas por el diario The Guardian señaló que el acuerdo probablemente tenga más que ver con los cambios que se avecinan en Washington y la necesidad saudita de recalibrar, "así como la diferente realidad fiscal de los estados del CCG".

Para Young, los otros países del Golfo necesitan a Qatar en la "tienda" del CCG, pero eso no significa que compartan una visión sobre su rol en la región.

Y eso es algo en lo que también está de acuerdo Gardner, quien advierte que los qataríes "no perdonarán ni olvidarán rápidamente lo que ven como una puñalada por la espalda de sus vecinos del Golfo Pérsico".

Doha
Getty Images
Qatar es un país pequeño pero rico.

"Más allá de la retórica diplomática, un país en particular, los Emiratos Árabes Unidos, tiene serias dudas de que Qatar realmente vaya a cambiar sus formas. Si bien Qatar niega su apoyo al terrorismo, ha apoyado movimientos políticos islamistas en Gaza, Libia y otros lugares, en particular la Hermandad Musulmana transnacional, que los Emiratos Árabes Unidos ven como una amenaza existencial para su monarquía", explica el experto de la BBC.

"Mientras tanto, el embargo ha acercado a Qatar a los enemigos ideológicos de Arabia Saudita: Turquía e Irán", agrega.

De hecho, las sanciones se impusieron luego de que Qatar se rehusara a cumplir con una serie de demandas que incluían el cierre de la televisora Al Jazeera y un enfriamiento de sus relaciones diplomáticas con Irán, lo que no ha ocurrido.

Y, por el momento, la única concesión de Qatar parece ser la de haber renunciado a las demandas legales que había interpuesto en contra de Arabia Saudita y sus aliados del Golfo.

Lo que significa que, en el mejor de los casos, el fin del embargo será nada más el primer paso de un largo camino, en el que no pueden descartarse nuevos accidentes.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=5nrw3i70k8c