Tatiana, gladiadora del equipo amarillo, se animó y pasó un día con Calle 7, donde mostró, principalmente, su faceta como mamá.

Mostró a su pequeña Aitana y las labores que realiza cada hora, en cuidados, alimentación y otros detalles.

“Me enamoré mucho cuando supe que estaba embarazada. Mi familia me ayudó muchísimo. Tuve mucho cambio de humor y lloraba demasiado”, empezó relatando Tatiana.

Mientras cambiaba a Aitana y se alistaba para prepararle las meriendas a su pequeña recordó que “la mejor recompensa fue cuando nació ella, ese día mis problemas se acabaron. Aitana para mí lo es todo”.

Y es que la maternidad le cayó bien a Tatiana. “Soy mucho más sensible. Hoy pienso más las cosas, ella era lo que me faltaba”, señaló.

También agradeció a su familia por la ayuda y principalmente a su mamá, de quien dijo que era su “pilar fundamental”, ya que está pendiente de la bella nieta. 

Comentarios