Una estrategia ruidosa y cargada de muchas risas es la que ejecutan Luz y Luma, del equipo amarillo, para distraer a sus rivales durante la competencia.

Ambas utilizan la distracción en base a gritos y movimientos que y cuya última víctima fue Ricky a quien aseguran haber desconcentrado provocando que el competidor no realice una buena prueba.

"Gritamos par que se desconcentre. Ustedes le dicen algo y él se desconcentra, ese es su punto débil", dice Luz sobre Ricky.

Luma por su parte destaca que esto "no es un juego sucio" porque no intervienen en la competencia por lo que anticipa que seguirán utilizando esta táctica en contra del equipo rojo.

Tags

Comentarios