Cristian es uno de los gladiadores que tiene el sueño de llegar a lo más alto de esta temporada de Calle 7. Conocimos un poco de su faceta diaria.

Él entrena y enseña Crosffit hace varios años, durante las mañanas está en su área de trabajo inculcando a otros jóvenes la importancia de realizar los ejercicios deportivos. Además es un apasionado de la fotografía, con lo que también se sustenta, asistiendo a eventos privados.

“Vivo con mi mamá y mi padrastro, somos 5 hermanos, dos de ellos ya no viven con nosotros. Trato de conseguir ayuda para mi familia. Perdí a mi papá hace ocho años, gracias a Dios nunca nos faltó nada”, explicó con algunas lágrimas.

Pero eso no es todo. También cumplió con otros trabajos a lo largo de su vida, uno de ellos de payasito, con su hermano mayor se disfrazaba, se pintaban la cara y hacían eventos infantiles, con el fin de generar recursos.

“No me arrepiento de ningún trabajo que tuve. Valoro todo lo que tengo”, señaló Cristian mientras se abrazó con su mamá en un tierno gesto de cariño.

“Hemos pasado por muchas cosas, no soy el mejor hijo pero quiero que estén orgullosos de mí”, concluyó diciendo.

Comentarios