David fue sincero en la previa del duelo contra Moisés, reto que terminó perdiendo este lunes ante su compañero del equipo rojo.

El gladiador, que reemplazó a Jorge, había sido apuntado por Moisés de haber sido manipulado por algunos de sus compañeros. “La verdad que no influyó en nada. Solo elegí yo. Quería ver cómo estamos de nivel. Entrenar aquí y entrenar afuera es muy distinto. Me estoy adaptando”, empezó diciendo David.

Y manifestó que “no tuve un buen recibimiento. El capitán no se me acercó ni me explicó nada. El equipo rojo no me recibió de buena manera porque quizás yo inicié mi etapa en el amarillo. No pienso jugarle sucio y quiero ser un aporte para el rojo”, señaló David.

David volvió a repetir que Génesis, capitán del equipo rojo, “no se me acercó. La mayoría del rojo me recibió de mala gana. Dos del amarillo se me acercaron y me dieron la bienvenida, les agradezco por eso. Sinceramente no me siento cómodo en el equipo rojo”, disparó.

Comentarios