Fiorella hizo una revisión de mochilas, bolsones y carteras a los gladiadores del equipo amarillo y rojo, con el fin de encontrar curiosidades.

Cuando –a Fio- le tocó revisar la mochila del gladiador Álex, este tenía un cuaderno del que cayó una fotografía.

Era Álex, con una cabellera abultada. Cuando se le preguntó qué había pasado él respondió que se había rapado en diciembre pasado y donó su cabello a un centro que ayuda a niños con cáncer.

Conocé esta historia en el siguiente video.


Comentarios