Las gladiadoras Fátima y Sisi, del equipo rojo y amarillo, respectivamente, siguen sorprendiendo en esta temporada que está llegando a su etapa final. Ambas siguen con color y no se dan por vencidas para llegar al Gran Batalla Final.

Fátima, contenta por su trabajo, dijo que está demostrando sus capacidades en competencia. “Varinia y Génesis eran los que menos confiaron en mí. Callé bocas y seguiré entrenando”, explicó.

Mientras que Sisi manifestó que se tiene confianza y que espera tener un lugar en la Gran Batalla Final. “Siempre me consideraron la más débil. Solo me propuse mejorar cada día, lo estoy logrando”, sostuvo.

“No me voy a rendir. Estamos en instancias finales y estoy orgullosa de mí misma. Me veo como una finalista”, sentenció. 

Comentarios