La voz de Jorge delata la emoción que invade cada fibra de su cuerpo: “no sabía si llorar, reír, son miles de emociones juntas”, cuenta el gladiador al recordar el primer momento en el que vio a su hija Aitana. 

Tatiana dio a luz a la pequeña ayer lunes en una clínica en la ciudad de Santa Cruz. El parto fue planificado cuidadosamente para no descuidar ningún detalle y garantizar la seguridad tanto de la madre como de la recién nacida.

Jorge estuvo acompañado de su madre mientras esperaban el momento del parto ya que por cuestión de bioseguridad solo una persona podía estar en la cirugía y Tatiana pidió que su mamá se quede a su lado.

“Mi mamá fue la que escuchó que avisaban por el altavoz para preguntar por la familia de Tatiana, fui a averiguar que me dijeron que ya nació ‘¿ya nació?’ dije sorprendido por la noticia, cuando apareció la doctora y me dijo: ‘es igualita a usted su hijita, es muy bella’ y yo no podía creerlo”, nos cuenta Jorge.

Momentos después se produjo el primer encuentro entre el padre y su hija recién nacida: “la agarré y enseguida abrió los ojos y quedé impresionando. Fueron miles de emociones juntas no sabía si reír, llorar. Tener una hija es muy especial, yo voy a ser su superhéroe, el hombre que más va a admirar”, nos relata.

Tatiana se encuentra muy bien de salud, al igual que su hija, recuperándose del parto que se realizó sin mayores problemas.

Así, la familia de Calle 7 recibió una gran alegría con la noticia del nacimiento de la pequeña Aitana. ¡En buena hora!



Tags

Comentarios