Los gladiadores de Calle 7 se trasladaron hasta el Refugio de Esperanza, un lugar donde asisten a perros.

Acompañados por Diego Merritt, los competidores del equipo rojo y amarillo colaboraron con las labores de limpieza y el acomodo de los espacios.

Además, les dieron de comer y pasaron una jornada divertida con estos animales que son abandonados y que, en algunos casos, necesitan de algún tratamiento veterinario.


Comentarios