Diego, Beto y Felipe aprovecharon el momento de distracción durante el programa de este martes y terminaron con la ropa rota.

El primer afectado fue Beto, que tenía un hueco pequeño en la polera, y acabó con toda la manga rota.

Diego fue el segundo, su pantalón rasgado acabó dañado y generó que más de un gladiador termine riendo por lo ocurrido.

El que pensó que no pasaría nada fue Felipe, mientras se reía de sus compañeros ambos, Diego y Beto le agarraron el pantalón y de ambas rodillas jalaron para romperlo.

Comentarios