Luma, gladiadora del equipo amarillo, perdió su camiseta frente a Fátima, del equipo rojo, en la nominación de ayer miércoles. Lo que menos se imaginaban los fanáticos de Calle 7 se dio en la competencia.

Un silencio profundo se vivió tras la competencia en el equipo amarillo, nadie podía creer que Luma haya pasado a banca, incluso su amiga Luz no logró consolarla y dijo que “quizás no supo manejar su energía, se cansó y perdió”, explicó.

Tras ponerse la camiseta blanca, Luma tenía un semblante de tristeza y había dicho que “estoy tranquila, esto es competencia”.

Al empezar el programa de este jueves Luma no pudo hablar, se cortó en varias ocasiones y derramó algunas lágrimas. Asumió sus errores y explicó que seguirá entrenando porque no pierde las esperanzas de retornar a su color y poder consagrarse campeona esta temporada.

Comentarios