Hace dos años que Moisés no se afeitaba, la barba crecía y trataba de darle forma pero luego de perder en una competencia tuvo que pasar por el barbero.

El gladiador rojo ingresó con nuevo look al set de Calle 7 este viernes y sorprendió a muchos, pues se mostró irreconocible. 

Luego de que lo molestaran Anabel Angus se le acercó, le dijo que no se sienta mal y hasta lo motivó con un beso en la mejilla. Ese beso, el que muchos anhelan, terminó desmayando al competidor.

Incluso, se puso tan nervioso que abrazó sin darse cuenta a Shary, su compañera de equipo y pareja de su amigo Ronny.

Minutos después de lapsus del Moisés terminó con muchas carcajadas en el programa de este viernes.

Comentarios