Moisés cometió un error que ocasionó la molestia del capitán del equipo rojo Génesis. 

El gladiador rojo, que recientemente se fue a banca, tardó en presentarse a la segunda competencia que estaba muy pareja y que terminó dándole la victoria al amarillo. 

Leiter, del amarillo, aprovechó que no hubo nadie frente de él y procedió a tirar de la cuerda y llevar la llanta a su lado sin tener oposición alguna. 

Génesis recriminó fuertemente a Moisés, diciendo que sabía el turno en el que tenía que estar compitiendo. 

Este jueves el equipo rojo terminó llevándose la victoria del día. 

Comentarios