Nahuel, gladiador del equipo rojo, se mostró triste y con lágrimas este sábado previo a la competencia contra Marmolejo. 

El gladiador dijo que esperaba mucho más de él porque es una persona que entrena todos los días y que tras perder con Ronny se dio cuenta que le falta aún más. 

"Las lágrimas eran por frustración. No soy una persona relajada, creí que estaba por buen camino. Se ve que me falta mucho todavía", señaló. 

Sus compañeros de equipo lo aplaudieron, le brindaron su apoyo y le hicieron saber que contaba con respaldo. 

Este lunes se definirá quién se va a banca. Nahuel o Marmolejo. 

Comentarios