Ronny fue subestimado y catalogado como uno de los gladiadores más débiles de esta temporada y más aún cuando se acercaba la recta final.

Ayer se enfrentó a Marmolejo y lo superó con puntuación perfecta. Sorprendiendo a propios y extraños.

El gladiador rojo dijo que “gracias al público estoy acá, aún no me lo creo”, y recordó que tras una votación y con el apoyo de los fanáticos logró ingresar a esta temporada.

Confirmó que está enamorado y que eso le ayudó a superarse. “Shary es mi inspiración, me estoy superando día a día y también es gracias a Dios”, sostuvo.

Ronny fue el segundo finalista y junto a Álex esperan al último gladiador, que saldrá entre Génesis y Marmolejo para luchar en la Gran Batalla Final de este sábado. 

Comentarios