La semana pasada Sisi fue nominada por su propio equipo, el amarillo, y en competencia con gladiadoras del equipo rojo terminó perdiendo y pasando a banca. 

Sus compañeros, tras ver a Sisi con la camiseta de banca, comentaron que no merecía irse a banca y que ella no debió ir a nominación. 


Fueron varios los gladiadores amarillos que quedaron con frustración tras saber que Sisi no podrá volver a competencia a menos que una de sus compañeras sufra una lesión. 


Comentarios