India, que ya vive una intensa segunda ola de coronavirus, sufre ahora de la mucormicosis, una rara infección fúngica, conocida como "hongo negro" que se está proliferando a un ritmo alarmante, especialmente entre los convalecientes de covid-19.

Estas son las preguntas más comunes respecto a esta extraña infección:

¿Cuáles son los síntomas?

Entre los síntomas del mal destacan el dolor y enrojecimiento alrededor de los ojos y la nariz, jaquecas, fiebre y tos. Además, puede manifestarse con dificultades respiratorias, vómitos con sangre e, incluso, un estado mental alterado. En cuanto a las áreas directamente afectadas, la infección puede asentarse en los senos nasales o los pulmones, tras ser inhaladas las esporas del hongo.

Entre sobrevivientes del covid-19, la mucormicosis puede implicar en casos extremos la pérdida de la mandíbula superior y de los ojos. Conforme a los Centros Para el Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU., la mortalidad a causa de la dolencia es de media de un 54%.

¿Cómo tratarla?

El 'hongo negro' se trata con medicamentos antimicóticos, que a menudo se administran por vía intravenosa, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU.

El Ministerio de Salud de la India precisa que el tratamiento puede implicar un curso de entre cuatro y seis semanas de terapia antifúngica intravenosa, mientras que también consiste en extirpar quirúrgicamente todo el tejido muerto e infectado.

¿Quiénes lo padecen?

Los pacientes con covid-19 más sensibles a contraer esta infección por hongos incluyen a aquellos con diabetes no controlada, los que utilizaron esteroides durante su tratamiento contra el coronavirus, así como los que tuvieron estancias muy prolongadas en las unidades de cuidados intensivos.

¿Hay otra ola de casos además de India?

No se conoce hasta la fecha otro país en el que se haya producido una epidemia de casos de mucormicosis u ‘hongo negro’.



Comentarios