La caída mundial de WhatsApp ha provocado que resurja la pregunta sobre si se debe cambiar de plataforma de mensajería ¿Cuáles son las opciones?

Dos son las aplicaciones más mencionadas como posible reemplazo a WhatsApp: Signal y Telegram.

Telegram

La aplicación de mensajería es gratuita y tiene funcionalidades muy similares a las de WhatsApp, permite enviar archivos multimedia, de hasta 2GB, hacer llamadas de video y audio.  Además permite crear grupos de conversación de hasta 200.000 miembros.

Algo que diferencia a Telegram es su función de chats secretos, los mensajes que se envíen a través de ellos no pueden ser reenviados a otros usuarios, ni ser descargados, tampoco se les pueden hacer tomas de pantalla. Una alternativa segura si se desea una comunicación más privada.

Signal

Aplicación de mensajería gratuita que permite al usuario compartir mensajes de texto, archivos de fotos, audio y video, además cuenta con la opción de videollamadas.

Sus mensajes son cifrados de extremo a extremo, esto quiere decir que las conversaciones no quedan almacenadas en un servidor de la compañía, solo en el dispositivo del usuario.

Reduce al mínimo los metadatos que recopila y guarda de sus usuarios. La aplicación solo se queda con la información del número de teléfono.  Cuenta con mensajes que se autodestruyen y le da la opción al usuario de elegir si bloquea la alternativa de captura de pantalla u oculta la dirección IP del usuario.

Permisos

Según explica el blog de tecnología Xataka, Telegram y WhatsApp piden acceso casi a los mismos permisos salvo el de acceso a los SMS (usado para la verificación de la cuenta), que no es ya necesario en Telegram. Signal tiene los mismos permisos de Telegram pero añade uno más: el del calendario. Este permiso se usa para poder compartir con otras personas en Signal tus eventos del calendario.

En el caso del acceso a fotos las tres se comportan igual: se debe otorgar el permiso de la cámara para enviar fotos, o el permiso de almacenamiento para mandar archivos y fotos guardadas en el móvil. 

Donde hay algunas diferencias son en qué permisos son realmente necesarios para un uso básico de la aplicación. Telegram insiste bastante durante la configuración inicial para que le otorgues permiso de acceso al registro de llamadas, aunque lo puedes usar sin otorgar ni un sólo permiso. Lo mismo con Signal: tu vida será más fácil si añades el permiso a los contactos, aunque técnicamente puedes hacerlo sin ellos, añadiendo por nombre de usuario en Telegram o por número de teléfono, en Signal.

WhatsApp es el único que "te obliga" a otorgar el permiso de acceso a los contactos. Sin él, no puedes iniciar una conversación con la app por sí sola, aunque podrías usar este método para hablar con alguien con su número de teléfono. 

Funciones de privacidad

En el caso de WhatsApp, lo más relevante son las opciones de privacidad con las cuales puedes ocultar foto de perfil, hora de conexión, info y estado de algunas o todas las personas, quién te puede añadir a grupos y la verificación en dos pasos. Realmente no hay mucho más para captar la atención de los amantes de la privacidad.

Telegram incluye unos controles de privacidad y verificación en dos pasos similares a los de WhatsApp, y añade a la mezcla los mensajes autodestruibles, el soporte para teclado incógnito (ojo, necesita una app de teclado compatible como Gboard o SwiftKey) y la protección contra capturas de pantalla, aunque solo en los chats secretos. Puedes también configurar Telegram para que la cuenta se destruya tras cierto periodo de actividad, así como evitar que se muestre el texto de un mensaje nuevo en la notificación.

Signal no te deja elegir quién puede ver tu nombre y foto de perfil (se muestra a todos los contactos que tienes en tu cuenta) pero por lo demás incluye también verificación en dos pasos (llamada aquí con más acierto PIN de bloqueo de registro), mensajes autodestruíbles, notificaciones sin mensajes, teclado incógnito y bloqueo (opcional) contra capturas de pantalla.

Teniendo en cuenta que Signal nació como una app de mensajería segura, no debería sorprender a nadie que traiga bastantes opciones de privacidad de serie. Tiene algunas más que Telegram, aunque a cambio Telegram te da más control sobre quién puede y no puede contactar contigo o ver tu información.

Comentarios