Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés) han lanzado una dura advertencia que podría cambiar el panorama optimista frente al coronavirus gracias a la vacunación.

Según señala un documento interno citado por The New York Times, la doctora Rochelle P. Walensky, directora de la CDC, informó que la
variante Delta es más transmisible que los virus que causan MERS, SARS, Ébola, el resfriado común, la gripe estacional y la viruela, y es tan contagiosa como la varicela.

El informe además señala que las personas vacunadas con las llamadas infecciones progresivas de la variante Delta portan tanto virus en la nariz y la garganta como las personas no vacunadas, y pueden propagarlo con la misma facilidad, aunque con menos frecuencia.

El próximo paso inmediato para la CDC es “reconocer que la guerra ha cambiado" y que la variante Delta debe ser tratado como un nuevo virus.

El documento señala como mensaje urgente que se debe enfatizar la vacunación como la mejor defensa contra una variante tan contagiosa que actúa casi como un nuevo virus diferente.

Desde Israel a Estados Unidos, gobiernos en el mundo anunciaron nuevas medidas esta semana para frenar un aumento de casos de coronavirus impulsados por la supercontagiosa variante delta.

Menos de un mes después de haber cantado victoria sobre el virus y celebrado la fiesta nacional, sonriente y sin máscara, entre una multitud en la Casa Blanca, el presidente estadounidense, Joe Biden, ordenó una serie de medidas para impulsar la vacunación, estancada tras un arranque trepidante. 

La despreocupación durante el verano boreal parece haber acabado también en Israel, que convocará a los mayores de 60 años a recibir una tercera dosis de vacuna, ante el alza de contagios en las últimas semanas a causa de la propagación de la variante delta.

Esta cepa, detectada primero en India, también preocupa a la Organización Mundial de la Salud, que advierte de una "cuarta ola" en 15 países de Oriente Medio, Magreb, África y Asia.

Esos países están en riesgo especialmente porque las tasas de vacunación son muy bajas (solo 5,5% de la población ha sido vacunada de manera completa). 

Más de 4.000 millones de dosis de vacunas anticovid fueron administradas en el mundo, según un recuento de la AFP el jueves a partir de datos oficiales, pero su distribución es altamente desigual.

Aun en países donde las vacunas son más accesibles, los dirigentes están sonando las alarmas.

"Hay personas que están muriendo y que morirán, que no tienen por qué morir", dijo Biden en un discurso en la Casa Blanca sobre las nuevas directrices.

Bolivia aún no ha detectado casos de la variante Delta, pero en Santa Cruz hay 12 casos sospechosos en personal de

Comentarios