Científicos de la NASA descifraron el misterio de la Gran Mancha Roja de Júpiter. Informaron que se trata de una tormenta tan grande que podría tragarse a la Tierra, ya que se extiende a una profundidad sorprendente por debajo del tope de las nubes del planeta.

La sonda espacial Juno de la NASA descubrió que, a pesar de que la enorme tormenta se está reduciendo, aún tiene una profundidad de entre 350 y 500 kilómetros aproximadamente. Cuando eso se combina con sus 16.000 kilómetros de ancho, la Gran Mancha Roja se observa claramente en nuevas imágenes 3D del planeta.

El principal científico de la misión, Scott Bolton, del Instituto de Investigación del Suroeste, dijo que podría no haber un límite como tal en el fondo de la tormenta. "Probablemente se desvanece gradualmente y sigue bajando'', comentó Bolton.

TAMBIÉN LEA: Michael Sayman, de origen peru-boliviano se hizo millonario creando apps cuando era adolescente

Se trata de la tormenta joviana de mayor altura medida hasta la fecha con los instrumentos de microondas y de mapeo de gravedad de Juno. Miles de tormentas azotan el gigante planeta: remolinos coloridos, nubes y filamentos que cubren todo Júpiter, se pudo observar en una cámara de una nave espacial.

"Todo esto significa que es una tormenta gigantesca (…) si pusieras esta tormenta en la Tierra, se extendería hasta la estación espacial. Así que es sencillamente un monstruo", indicó Yohai Kaspi, coinvestigador de la misión Juno en el Instituto de Ciencias Weizmann de Israel.

Comentarios