Los antivirales producen mutaciones en los virus y reducen su capacidad para replicarse. Al frenar la enfermedad, se pueden evitar los casos graves, las hospitalizaciones y las muertes, es por eso que la ciencia trabaja para que se produzca un tratamiento que ayude a frenar al Covid-19.

Actualmente hay tres proyectos relativamente avanzados, probados en más de 1.000 personas. El primero es el de un laboratorio farmacéutico estadounidense, el producto se llama Molnupiravir, píldora, que debe ingerirse dos veces al día durante cinco días, el tratamiento fue muy bien recibido por las  cientos de personas.

El segundo proyecto es de una farmacéutica suiza denominado AT-527, probado en unos 1.400 participantes en Europa y Japón, con buenos resultados.

Un tercer proyecto, está siendo desarrollado por Pfizer, la misma farmacéutica se está probando en unos 60 adultos, y los resultados se esperan para finales de junio.

Así, se abre una esperanza más para combatir el coronavirus.

¿Qué es un antiviral?

Ya existen antivirales para otros virus, como el VIH, causante del sida, y la gripe.

Al inicio de la pandemia, la financiación y la investigación se centraron en el desarrollo de vacunas, lo que explica en parte el retraso en el desarrollo de antivirales contra el coronavirus.

"Los virus son pequeñas máquinas que necesitan ciertos componentes para replicarse", explica Daria Hazuda, bioquímica que lleva años trabajando en estos tratamientos.

"Los antivirales suelen ser pequeñas moléculas químicas, desarrolladas para interferir en esta maquinaria", dice.


Comentarios