El magnate inmobiliario Robert Bigelow de 75 años que tiene un negocio hotelero y otro aeroespacial ha lanzado una particular iniciativa pagar cerca de un millón de dólares a quién responda la pregunta de qué sucede con la conciencia humana cuándo llega la muerte.

Su nuevo proyecto está inspirado en parte por la muerte de su esposa, Diane Mona Bigelow, quien falleció en febrero del año pasado por una enfermedad de la médula ósea y leucemia. Aunque su interés por la conciencia creció luego de que su hijo Rod Lee se suicidara en 1992. El hijo de este, su nieto, también se quitó la vida años después.

El magnate organizó un concurso para buscar la mejor evidencia disponible de la supervivencia de la conciencia después de la muerte corporal. De esta manera, premiará a los científicos formados en el campo de la neurología y de la psicología que presenten hasta el 1 de agosto una tesis de 25.000 palabras sobre el tema. 

El ganador será anunciado el 1 de noviembre y el primer lugar recibirá 500.000 dólares. Quien termine en el segundo puesto cobrará 300.000 dólares y el tercero se llevará 150.000. Los investigadores que quieran participar tendrán tiempo hasta el 28 de febrero para enviar la solicitud.
Bigelow dijo que tenía una idea de cuál podría ser la mejor evidencia, pero que "sería perjudicial decirlo".

El panel para juzgar las presentaciones incluye al doctor Christopher Green, psiquiatra y neurocientífico del Centro Médico de Detroit y de la Facultad de Medicina del Estado de Wayne que sirvió en la Agencia Central de Inteligencia (CIA); el médico Brian Weiss, reconocido por la teoría de la regresión de vidas pasadas; y la periodista de investigación Leslie Kean, autora del libro Sobrevivir a la muerte: un periodista investiga la evidencia de una vida después de la muerte.

Bigelow consideró que los actos de cada individuo resultarían trascendentales si existe vida después de la muerte. “Puede que importe lo que hagas mientras estás aquí. Podría marcar la diferencia en el otro lado”, concluyó.

Comentarios