Esta semana apareció en varios portales internacionales que un grupo de científicos ha advertido sobre el surgimiento en Bolivia de una enfermedad parecida al Ébola, que puede trasmitirse de persona a persona y es igual de letal. ¿Qué hay de cierto en esta noticia?

El origen de esta información tiene que ver con una investigación que se presentó esta semana en la reunión anual virtual de la Sociedad Estadounidense de Medicina Tropical e Higiene y que lleva por título: “Detección y caracterización de una nueva cepa del virus del Chapare durante un brote de fiebre hemorrágica viral en Bolivia, 2019”.

Este estudio hace referencia al “arenavirus”, la enfermedad que causó la muerte de dos personas el año pasado, un agricultor y un médico que se contagiaron en Caranavi, en el norte paceño. Existió un tercer caso, otro trabajador de salud, que logró salvar la vida.

Por tanto no se trata de una enfermedad nueva o que esté surgiendo en medio de la pandemia del coronavirus, como presentaron varios medios internacionales.

La investigación señala que el brote de arenavirus fue limitado y finalmente controlado y lo que se pretende con este estudio es entender de mejor forma cómo se trasmite estas enfermedades, cuyo principal vector es un roedor y si la transmisión de humano a humano es posible.

Nuestro enfoque de caracterización inicial en el laboratorio BSL4 de los CDC y luego el despliegue de los ensayos moleculares para las pruebas continuas en Bolivia ha tenido éxito para detectar la presencia de ARN viral en los sobrevivientes, identificar posibles reservorios de roedores y desarrollar la capacidad local para un diagnóstico rápido y una respuesta al futuro casos sospechosos de CHHF”, señala la parte conclusiva del estudio.

El estudio halló rastros del virus en una variedad de muestras humanas (sangre, suero, aspirados traqueales, orina, semen) y roedores asociados con el brote. 

Por ahora, los científicos planean aprender todo lo que puedan sobre el virus Chapare a partir de estos últimos casos, incluidos los posibles roedores hospedadores, dónde puede haberse originado y si ha estado circulando en el país sin que los médicos lo sepan.