Los vecinos de la zona de la avenida Nuevo Palmar, en Los Lotes, reclaman ante la tierra y los escombros que dejaron trabajadores luego de que arreglaron un boquete hace aproximadamente dos meses.

El Cazador Urbano llegó hasta la zona y evidenció que hay un peligro cuando dos vehículos circulan en sentidos opuestos. "Es peligroso, ya hubo accidentes y en la noche no hay iluminación", contó un vecino mientras atendía su negocio.


Además de la tierra y los escombros lamentan la falta de señalización, donde antes había unos palos pintados de amarillo y negro, como signo de precaución.

Nos trasladamos hasta el Distrito 12, el subalcalde no pudo atender al Cazador Urbano porque se encontraba en una reunión, pero se comprometió a pronunciarse de manera pronta.