Debido al acelerado incremento de contagios y de muertes registrados las últimas horas en Brasil, Mato Grosso y Mato Grosso de Sul, decidieron aplicar medidas más rígidas en cuanto a horarios de circulación de personas, vehículos y atención en negocios.

Corumbá, municipio brasileño fronterizo con Puerto Quijarrro, aplica desde este viernes las medidas que habían sido fijadas a través de un decreto del Estado de Mato Grosso do Sul que fue publicado el miércoles. 

El documento establece medidas que entran en vigencia de este viernes hasta el 4 de abril. Una de las determinaciones es la prohibición de circulación de personas y vehículos de lunes a viernes desde las 20:00 hasta las 5:00, mientras que sábado y domingo estará prohibido de 16:00 hasta las 5:00.


El documento señala que los comercios solo pueden funcionar con delivery, las escuelas deben trabajar a través de internet. Además se han clasificado 45 servicios como esenciales, como los centros de salud y otros básicos que tienen permiso para funcionar. 

Los gimnasios y clubes no pueden funcionar. Las actividades religiosas no pueden estar abarrotadas y deben aplicar medidas de bioseguridad. Todos los servicios permitidos deben cumplir con el límite del 50% de capacidad, con una distancia de 1,5 metros entre personas

Mato Grosso también emitió un decreto en el que se ordena medidas similares a las de Mato Grosso do Sul que es uno de los más afectados por el incremento de nuevos casos. 

Solo el miércoles se habían reportado 60 decesos en Mato Grosso do Sul y ese mismo día se informó que en la macro región de Corumbá el 100% de las camas para el tratamiento del coronavirus están ocupadas.

Pese al incremento de casos en el vecino país Bolivia no ha aplicado ninguna restricción para la circulación de personas por los pasos fronterizos autorizados. El ministro de Salud, Jeyson Auza, indicó que "de ser necesario" aplicarán mas restricciones en municipios fronterizos; sin embargo, hasta este viernes no hubo ningún cambio en esta determinación. 


Comentarios