La noche de este pasado viernes la Intendencia Municipal de La Paz clausuró varios locales que funcionaban fuera de horario y en el que se vendían bebidas alcohólicas, los controles fue ante la falta de medidas de bioseguridad y documentos.

Los propietarios de estos locales manifestaron que se encuentran en emergencia ya que para su sector no hubo flexibilización como parte del posconfinamiento ante la pandemia del Covid-19, y que están sin ingresos económicos desde hace ocho meses.

La Intendencia anunció que seguirán con los operativos durante el fin de semana. La Alcaldía no autorizó la apertura ni atención de estos locales por la venta y consumo de bebidas alcohólicas. Mientras que los propietarios aseguran tener los protocolos sanitarios para volver a atender.