La Alcaldía y la Policía realizaron un operativo entre la noche del viernes y la madrugada del sábado para hacer cumplir los horarios de restricción. Se clausuraron locales y se arrestó a más de medio centenar de personas.

“Vamos a proceder al arresto y a la clausura de estos locales. Estamos recorriendo toda la ciudad y tenemos información de los locales que atienden fuera de horario poniendo en riesgo a la población”, manifestó Marcelo Flores, subcomandante de la Policía. 

Fueron 70 las personas aprehendidas en este operativo que se realizó para controlar que los bares, rockolas y otros negocios nocturnos cumplan los horarios de atención y medidas de bioseguridad.

Desde la Alcaldía manifestaron que, a pesar del incremento de los contagios, falta conciencia en la población. 

“Hoy locales que tienen una fachada pequeña, pero su interior es de gran capacidad. Se ha encontrado locales con más de 300 personas”, manifestó Jorge Sattori, director de Espacios Públicos.

Los locales que infringieron las normas por incumplimiento de horario o por no tener el permiso para atender han sido sancionados con una clausura que les impide atender por los próximos 10 días

Ayer viernes, el Comité de Emergencias Municipal (COEM) determinó que negocios que sean reincidentes al incumplir las restricciones y normas de bioseguridad, serán clausurados para todo diciembre. 


Comentarios