Los cocaleros de los Yungas se han declarado en estado de emergencia tras los enfrentamientos ocurridos la madrugada de este lunes en la sede de Adepcoca en la ciudad de La Paz.

“Adepcoca está en vigilia permanente, estamos en estado de emergencia hasta que haya las elecciones”, manifestó a los medios el dirigente cocalero, Franklin Flores.

Los cocaleros afines al Movimiento Al Socialismo (MAS) llegó hasta las instalaciones de la Asociación de Productores de Coca de los Yungas, para intentar hacer la toma del lugar, lo cual ocasionó un enfrentamiento con el bando que apoya a Flores.

El mes de diciembre debería llevarse a cabo la elección de un nuevo directorio para hacerse cargo de esta institución cocalera.