Son centenares de vehículos en todo el país que fueron secuestrados por la Policía a personas que incumplieron las restricciones sanitarias por el Covid-19. Desde el sábado se inició la devolución en Cobija. 

Cualquier documento que demuestre la propiedad o posesión del vehículo será suficiente para la devolución inmediata”, explicó el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo.

Solo en Cobija había cerca de 200 motocicletas decomisadas por la Policía, que comenzaron a ser devueltas a sus propietarios a partir del sábado, tras la promulgación del Decreto Supremo 4419, que da de baja a otra norma que establecía sanciones para los vehículos que infringían las restricciones establecidas por la cuarentena.

Son cerca de 20 millones de bolivianos que fueron recaudados por la Policía por las sanciones durante la pandemia, estos recursos fueron destinados para contratar un seguro para los uniformados.

El ministro de Gobierno señaló que en algunos casos, las multas impuestas superaba el valor de algunos vehículos que se encontraban decomisados.