A pocas horas de iniciar el Año Nuevo, las cifras de este 31 de diciembre son poco alentadoras. El Servicio Departamental de Salud (Sedes) informó que el último día de este año se registraron 875 nuevos casos de coronavirus, haciendo un total de 7.785 contagios en diciembre y 52.811 desde que se inició la pandemia en Bolivia. 

“En noviembre hubo cambios erráticos en el comportamiento de la población y comenzamos a escuchar ese turbión del que nos hablaba Oscar Urenda, el sonido de ese turbión se veía venir”, manifestó Marcelo Ríos, director del Sedes. 

Ríos manifestó que los nuevos casos reportados se distribuyen en 18 municipios del departamento; sin embargo, la capital es la que reúne cerca del 90% de los casos, es decir 773, le sigue La Guardia, con 59, El Torno con 27 y Montero con 19. El resto de los municipios ha detectado menos de siete casos. 

De los 875 casos detectados, 113 son mayores de 60 años, el grupo de mayor riesgo para el coronavirus. Además, 30 de los nuevos positivos son menores de 15 años. 

Se han producido siete decesos, cinco de ellos en Santa Cruz, uno en El Torno y otro en La Guardia. 

Las cifras se vuelven irrelevantes cuando vemos la conducta errática de la población”, manifestó Ríos. 

La autoridad explicó que el sector salud en el departamento está saturado y dado el incremento de casos, es muy probable que la cantidad de víctimas fatales se incremente en las próximas horas.