La Aduana decomisó mercadería que estaba dentro de un domicilio ubicado en la calle Padre Pérez, próximo al mercado La Ramada de la capital cruceña.

El operativo se realizó con apoyo de militares quienes actuaron en presencia que un grupo de comerciantes que reclamaban el hecho de que el control no es efectivo en las fronteras y que decomisar productos ingresando a viviendas atenta en contra de sus negocios.

Estas personas reconocieron, a sabiendas de que es un delito, que comercializan mercadería ilegal pero aseguraron que lo hacen por necesidad.

Dentro de los productos decomisadas estaban sidras y bebidas alcohólicas que en esta época del año son bastante demandadas por el consumidor.

Comentarios