Dos micros resultaron seriamente dañados producto de un hecho fortuito. Un árbol cayó sobre sus techos cuando se encontraban en servicio. No se registraron heridos. 

Uno de los conductores explicó que se encontraba en ese lugar porque el tráfico caótico no le permitió avanzar, cuando de repente escuchó un ruido y cuando se dio cuenta el árbol ya estaba sobre el techo. Ante la emergencia, los pasajeros salieron asustados del vehículo. 

Minutos más tarde llegó la unidad de Bomberos que con ayuda de personal de la Cooperativa Rural de Electrificación (CRE) y la Unidad de Parques y Jardines de la Alcaldía realizaron un trabajo conjunto para liberar a los dos vehículos.

Desde Parques y Jardines señalaron que se desconoce la causa por la que el árbol cayó, aunque señaló que el suelo estaba húmedo producto de las lluvias caídas en horas pasadas. 



Comentarios