Miguel Ángel Hurtado (Demócratas) fue reemplazado este martes en la Alcaldía de Montero luego de que el Concejo votara por una resolución que lo revoca de su mandato; en su lugar asumió Teresita Paz (MAS) como la nueva autoridad municipal.

La elección de Paz se produjo en medio de una gresca  que se prolongó hasta pasado el mediodía en las calles cercanas al Legislativo en donde simpatizantes y opositores al MAS se lanzaron cohetes y piedras entre sí. 

Tras tomar posesión, Paz se dirigió desde el Concejo y tenía pensado ingresar al edificio de la Alcaldía; caminó al lado de sus seguidores pero otro grupo les impidió el paso generándose un nuevo enfrentamiento.


Cambios en el municipio

El MAS utilizó su mayoría en el Concejo Municipal para promover la remoción de Hurtado, decisión que también contó con el voto de la concejal Cecilia Duarte, de las filas de Demócratas, que junto a otros siete ediles, aprobaron la salida del anterior burgomaestre.

Con Paz son tres los alcaldes que han jurado en el municipio de Montero en la última gestión. Cabe recordar que Hurtado asumió tras el alejamiento del alcalde electo Mario Batista (MAS) que renunció tras las muertes que se suscitaron en el barrio Cofadena y los hechos violentos de octubre y noviembre de 2019.