Ex diputados del Movimiento Al Socialismo que indagaron el caso gas lacrimógenos, en los que están sindicados los ex ministros, Arturo Murillo y Fernando López, le piden al procurador, Wilfredo Chávez, sumarse a la querella para establecer responsabilidades de un posible daño al Estado.

“Estamos pidiendo al procurador pueda ser parte directamente de este proceso, no solo son dos autoridades, sino también tenemos funcionarios públicos que deben responder ante estos hechos”, manifestó Remberto Calani.

Calani afirmó que detallaron en una nota las personas que deben seguir y a otros que se vayan a involucrar en el proceso de investigación. El ex diputado asegura que aproximadamente Bs. 2 millones son los que se habría afectado al Estado.

Comentarios