Ignacio N. fue recluido en la cárcel de Montero luego de que confesara que golpeó a su concubina, una mujer de 60 años, quien agonizó por un día hasta perder la vida.

José Maria Velasco, director de la Felcv, informó que esta persona arremetió contra la víctima porque esta le prestó 50 bolivianos a su vecina, dinero que el detenido pensaba utilizar para comprar bebidas alcohólicas.

El hombre golpeó tan fuerte a su pareja que ella estuvo postrada en cama varias horas y, según indicó Velasco, no era capaz de vertir alguna palabra porque tenía daños en la mandíbula y el rostro. Fue, a insistencia de los vecinos, que se pudo trasladar a la víctima hasta un hospital pero después falleció.

"Era un bebedor, exigía que le devuelva ese dinero para seguir bebiendo, se pierde una víctima por una cantidad ínfima de dinero", dijo Velasco que confirmó que el hombre confesó el hecho.