Un contingente policial ubicado en la tranca en la carretera al norte, evitó que vehículos en los que se transportaban jóvenes unionistas se trasladen hasta el municipio de Warnes, donde esta jornada se habían registrado enfrentamientos entre personas que bloqueaban las calles apoyando el paro cívico y otras que lo rechazaban.

“Son jóvenes de la Unión Juvenil Cruceñista (UJC), hemos conversado y dialogado con ellos. Se les explicó que no era necesario que sigan avanzando pues la Policía garantizaba la seguridad y tranquilidad de la población”, manifestó Carlos Fernández, comandante de Warnes.

La autoridad explicó que uno de los objetivos de la Policía es evitar enfrentamientos, tomando en cuenta que se registraron algunas peleas durante esta jornada de paro cívico en Warnes.

Eran alrededor de 20 vehículos con jóvenes en su interior que tuvieron que parar a la altura del kilómetros 13 en la carretera al norte.