Desde las 00:00 de este viernes, esta ciudadela inició el paro departamental que había sido convocado por el Comité pro Santa Cruz. Bloquearon sus calles y avenidas pero dejaron circular vehículos oficiales, de emergencias y proveedores de alimentos.

En un recorrido por las calles de esta ciudadela, Unitel pudo comprobar que las ambulancias podían circular sin ningún contratiempo, lo mismo con las patrullas de la Policía, proveedores de alimentos e incluso los camiones que recogían basura.

Esta tolerancia había sido solicitada la noche del jueves por el Comité pro Santa Cruz, que pidió además llevar adelante un paro consciente.

“No ha habido ningún contratiempo. Entendemos que estos vehículos cumplen una función especial”, manifestó una vecina que conversó con Unitel.

Ha habido algunos entredichos con personas que circulaban a bordo de bicicletas en los puntos de bloqueo; sin embargo, una vez se bajaban y cruzaban estos sectores  caminando, todo quedaba resuelto.