La lluvia que cayó durante este viernes en Santa Cruz ayudó a mitigar dos de los nueve incendios registrados hasta ayer jueves, según informó Yovenka Rosado, responsable del Manejo del Fuego de la Gobernación.

Las emergencias que se sofocaron gracias a la lluvia fueron en Urubichá y El Puente. Son otros siete los que quedan activos y en alguno de ellos es inaccesible ingresar para que los bomberos puedan mitigarlos.

Los incendios que más preocupan en el departamento son el de Pailón, Cabezas y Concepción, este último de difícil acceso, según el sobrevuelo realizado en las últimas horas. Esperan que la lluvia que caerá en las próximas horas ayude a sofocarlos.

De junio a octubre regularmente son los meses que mayores incendios forestales se reportan en el departamento, este año culminará noviembre y los incendios continúan por lo que se supera los datos históricos de los últimos 10 años.

“Hay un desgaste de los bomberos voluntarios y del personal de la Gobernación, hay que entender que los recursos humanos, logísticos y económicos se movieron bastante y ahora estamos disminuidos”, dijo Rosado.

Comentarios