La lluvia del lunes que provocó la muerte de tres personas e importantes daños materiales en el Mercado Campesino de Sucre, dejó a una madre y sus hijos tan solo con la ropa puesta. Un muro de contención cayó sobre su vivienda en el barrio Mesa Verde Centro, donde solo se pudo rescatar algunas calaminas malogradas. 

“El muro de contención ha aplastado mi casita, ya no tengo nada y soy madre soltera”, contó a Correo del Sur entre sollozos, Bernarda Correa, quien vivía junto a dos de sus cuatro hijos, en un  cuarto que ella había ayudado a construir con sus propias manos.

Bernarda contó que la tarde del lunes había decidido viajar a Potosí junto a sus hijos de 10 y 14 años, para visitar a su hermana a quién no había visto desde hace varios meses.

La que tenía que ser una tarde de reencuentro con su familiar, se convirtió en angustia al haber recibido la llamada de sus vecinos que le alertaron que un muro estaba a punto de caer sobre su vivienda. 

Inmediatamente Bernarda buscó la manera de retornar a Sucre, donde llegó pasada las 22:00; sin embargo, encontró su pequeño hogar reducido a escombros. 

Solo rescatamos algunas calaminas, todo está destrozado, mi cocina, mis catres, mi ropa esta toda con barro”, se lamentaba Bernarda.

Alfonso Castillo Pérez, bombero de Sucre, explicó que acudieron esta mañana al lugar tras haber sido alertados de la emergencia; sin embargo, indicó que no había nada que se pueda rescatar. 

"Existe riesgo de que todo colapse, por ello vamos a esperar a que llegue maquinaria pesada para continuar", señaló. 

Carlos David, hijo de Bernarda que tiene 18 años y que trabaja en una huerta en Yotala, llegó hasta Sucre para ayudar a su madre. Explicó que están pasando la noche en casa de su madrina; sin embargo, su progenitora está preocupada pues ha perdido todo lo que obtuvo con su esfuerzo. 

En medio de este drama, contó que el hombre que les vendió el terreno donde estaba construida la vivienda, no les ha entregado ningún papel que demuestre su propiedad. “Ya está medio pagado, pero el señor no nos quiere dar papeles”, indicó Carlos David.

Para Bernarda toda ayuda es bienvenida. Quienes deseen solidarizarse con ella y sus hijos pueden contactarse con llamando al 676-08004.

Tags