Los puestos de venta de carne de res lucían vacíos este viernes en distintos mercados de la capital cruceña. Los comercializadores cumplen un paro, que se prolongará hasta el próximo martes, lo que ocasiona la molestia entre los compradores que reclaman la falta de este producto de primera necesidad.

Algunos apuntaban que son dueños de pensiones u otros comercios en los que se necesita de este alimento para preparar las comidas por lo que se sienten perjudicados.

"No hay carne, ni siquiera para comprar a mayor precio. Tengo para (cocinar) ahora, pero para mañana ya no", dijo uno de los compradores que reclamó la falta del producto.

Otro vecino también manifestó su molestia y dijo que es un perjuicio para quienes tienen negocios, como restaurantes, pero que ahora deberá buscar otras opciones para no hacer falta el alimento sobre su mesa.


Protesta de comercializadores 

El conflicto se basa en una falta de acuerdo en la estructura de precios de la carne en una cadena que involucra a productores, intermediarios y comercializadores.

En un ampliado los carniceros determinaron pedir la derogación del decreto supremo 2489, que establece los cupos de exportación de excedentes de la producción de carne a mercados como China y la comunidad andina.

El Gobierno, por su parte, estableció la aplicación de certificados de abastecimiento interno y precio justo, para permitir la exportación.

Ante ello la Confederación de Ganaderos de Bolivia (Congabol) manifestó que no es partidaria de regresar a las certificaciones para la exportación pues consideran que esta medida no ha sido beneficiosa y que más bien originó retrasos en la inserción en los mercados internacionales.

"No debería haber una razón para incurrir en los certificados que en el pasado demostraron ser un mecanismo ineficiente que retrasaron la agilidad con la que el sector tiene que hacer negocios e insertarse en los mercados internacionales", dijo Alejandro Díaz, presidente de Congabol.

Comentarios