Fueron dos los motivos detectados por la Gobernación de Santa Cruz con relación a la mortandad de peces y reptiles en laguna Concepción, en Pailón. 

Realizaron visitas constantes al lugar desde el pasado 26 de agosto, fecha en que se registró el problema.

El primer problema se debe al factor climático, la sequía y el bajo nivel de agua, que no se registraba desde hace 18 años. Además, en el lugar, según laboratorio, existía una alta concentración de fosfato de sodio.


Juan Carlos Áñez, director de Áreas Protegidas de la Gobernación, indicó que “en el lugar hay varios sembradíos pertenecientes a las colonias menonitas. El estudio determinó un proceso acumulativo de fosfato de sodio”, dijo.