La restricción de vuelos desde y hacia Europa tendrá efectos económicos en distintos niveles, es el caso de los taxistas que señalan que sus ingresos se reducirán hasta en la mitad.

“Se va a caer todo lo que es el trabajo laboral en el aeropuerto”, opina uno de los conductores que recoge pasajeros, otros de sus colegas señala: “un 50% vamos a perder porque los vuelos internacionales traen arriba de los 200 pasajeros por vuelo”, lamenta.

Las personas que se dedican al transporte de maletas señalan que las medidas afectan al sector, pero deben ser acatadas para que el virus no se propague.

“Tenemos que obedecer por el bien de todos, nos afecta sí porque es la única fuente de trabaji que tenemos”, señala uno de los trabajadores.

La restricción estará vigente hasta el 8 de enero, cuando se realizará una evaluación epidemiológica, lo que se quiere es evitar el ingreso de la nueva cepa del coronavirus.