El Servicio Departamental de Salud (Sedes) informó que en lo que va del mes se han reportado más de 1.200 casos de Covid-19 en Santa Cruz; la última semana se cerró con 800 nuevos infectados, cifras que han levantado una alerta departamental ante una eventual segunda ola.

El gobernador Rubén Costas, señaló que el ritmo de aceleración de contagio indica que un enfermo contagia a dos individuos por lo que "el rebrote es inminente y (para) poder revertir esta situación se tienen que tomar nuevamente medidas drásticas".

En esta situación se debe extremar cuidados con los grupos potenciales de riesgo, advirtió, que incluyen a personas de la tercer edad y enfermos de base con afecciones cardíacas, respiratorias o diabetes, entre otros males.

"Si no ralentizamos se puede retomar la medida de confinamiento; es una situación que lo han visto en otras partes, que crea un rechazo, peor aquí, en donde hay un problema de un 80% de gente que es informal, que tiene que salir diariamente a ganarse su alimento y que no tenemos la fuerza ni la capacidad necesaria para reprimir, en Europa se han dado Estados de Sitio en situaciones así", dijo Costas este lunes en conferencia de prensa.

La autoridad remarcó de que a pesar de la insistencia y el clamor que se le hace a la ciudadanía para que cumpla con las medidas de bioseguridad establecidas, como el uso adecuado del barbijo, distanciamiento social y lavado de manos, no está siendo efectuado por la gente.

"No se está respetando el aforo en los restaurantes, transporte público, como se puede hacer, tenemos que tomar las medidas con toda la seriedad necesaria"; enfatizó.

Comentarios