El conductor que se negó a usar barbijo pese a la notificación que recibió en días pasados sigue siendo buscado para que cumpla con el trabajo comunitario.

El chofer del micro de la línea 71 dijo, al ser enfocado por un equipo de prensa, que no iba a usar un barbijo aunque le pongan una pistola en la cabeza.

Mario Guerrero, dirigente del Transporte Público, manifestó que este conductor fue suspendido y que en caso ocurra otro caso similar se sancionará a la línea respectiva.

Desde la línea de micros (71) comentaron que no saben nada del conductor, que no volvió después de lo ocurrido y que ya lo habrían retirado.

El municipio cruceño continuará con los controles en el transporte público para que las personas cumplan con las medidas de bioseguridad y los conductores respeten la capacidad establecida de pasajeros.