Las terminales de buses de La Paz y Cochabamba abrieron de manera normal desde tempranas horas de este nuevo año. 

La afluencia de personas fue poca pese  a que las salidas a otros departamentos son normales. 

En cada terminal dieron a conocer que las rutas están expeditas y que no existen bloqueos o algún otro percance.

Los controles de bioseguridad seguirán en los predios y en la salida de buses, además de la revisión de uso de medidas sanitarias de cada pasajero.