El director de la Unidad Operativa de Tránsito en Santa Cruz, coronel William Montes, señaló en declaraciones a la red Unitel que se buscará al chofer que fue filmado cuando se negaba a ponerse el barbijo para seguir trabajando.

"No me pondré el barbijo ni aunque me pongan una pistola en la cabeza", llegó a decir el conductor que fue notificado por la Alcaldía y ni así aceptó aplicar esta medida de bioseguridad obligatoria.

El coronel Montes, en entrevista con la red Unitel, afirmó que son dos las acciones que se van a tomar en este caso: una contra el conductor y otra contra la línea. 

"Él está en la obligación de utilizar el barbijo, no es por su bien es por el bien de los pasajeros. La línea va a tener que castigarlo y poner un suplente u otro conductor", señaló Montes.

La autoridad policial dijo que se impondrá una sanción de manera que ningún chofer siga su mal ejemplo.

El pasado viernes, la Alcaldía de Santa Cruz dio a conocer que aquellos conductores que no usen barbijo serán sancionados con trabajo comunitario y en caso de ser reincidentes tendrán una sanción de 200 bolivianos. Si son encontrados por tercera vez infringiendo esta falta deberán pagar una multa de 400 bolivianos.