Luis Arce participa por primera vez como presidente de actos oficiales por la efeméride de un departamento. Este 10 de noviembre, Potosí celebra 210 años de su grito libertario y como parte de sus festejos, hubo un compromiso de parte de la primera autoridad del Estado, en dar continuidad a las obras que fueron paralizadas en esa región.

Según publica ABI, en el detalle que dio a conocer Arce sobre el freno a la ejecución de estas iniciativas están un hospital de tercer nivel, una fábrica de cemento y el aeropuerto de Potosí

"Nos duele", dijo el mandatario, al referirse al poco avance en estos trabajos que recalcó, fueron proyectados cuando el Movimiento al Socialismo estaba en funciones de Gobierno.

Arce hizo alusión a un mal manejo económico que se habría tenido en la gestión de Jeanine Áñez y que producto de esta mala administración ahora el panorama es complicado para afrontar nuevos desafíos pero que esto no impedirá "hacer los mejores esfuerzos, buscar todos los recursos necesarios que hoy estamos viendo que lamentablemente no los tenemos".