A pesar de que Bolivia confirmó la llegada de la vacuna rusa Sputnik V se informó que se continúan las negociaciones con otros laboratorios para posibilitar la llegada de otras opciones para inmunizar a la población; entre ellas la de Pfizer que se anticipó llegaría a través del mecanismo Covax.

El vicecanciller de Comercio Exterior, Benjamín Blanco, dijo en entrevista con UNITEL que también se está trabajando con varias firmas farmacéuticas como la China Sinovac y AstraZeneca lo que permite tener un portafolio más amplio para la adquisición de nuevas dosis que servirán para enfrentar la pandemia.

Sobre el mecanismo Covax, explicó que Bolivia es un país elegible para recibir estas vacunas aunque no se tiene la certeza de cuando se daría su llegada. Lo que sí se confirmó es que el Ministerio de Salud concluyó el proceso para que el país se beneficie de esta subvención que "nos han asegurado" alcanzará para cubrir el 20% de nuestra población.

Adelantó que "algunas dosis de la vacuna Pfizer" -administrada en más de una de una decena de países, incluidos Reino Unido y Francia- llegarían en los próximos meses "para cubrir un 3.5% de nuestra población".


Suptnik V 

 La autoridad informó que existe un documento de confidencialidad firmado con la empresa fabricante de la vacuna rusa por lo que no se pueden dar ciertos detalles, lo que sí indicó es que su precio es menor a los 10 dólares y que no existen intermediarios en su adquisición. 

Para finales de enero se ha confirmado la llegada de las primeras 6.000 dosis que serán administradas al personal de salud que está en primera línea frente a la pandemia; el resto, hasta completar las 5,2 millones de dosis estarán completas hasta mayo.